Cuenta la Historia

Los habitantes preincaicos míticos denominados "gentiles", eran seres diferentes a la raza humana, eran mas pequeños y gruesos, tenían cabezas grandes y achatadas, el numero de dedos de sus manos y pies eran solo cuatro por cada extremidad, tenían casas, cavernas o cuevas con aberturas hacia el lado de la salida de la luna.

En cuanto a la artesanía, se dedicaron a tejer indumentarias para su vestimenta (mantas, ponchos finos de fibra de Vicuña y Huanaco) especialmente tejían Amacos o Accsos, que utilizaban las mujeres como faldas (en la zona de Carumas se sigue usando dicha vestimenta).

Se dedicaron a la agricultura, cultivaban cereales y frutas sus terrenos o andenes eran bien preparados para labores agrícolas, los canales de riego eran de construcción rustica, no conocían el sol y tenían el conocimiento de que el sol iba a salir por el lado opuesto al que sale hoy.

Al saber de la presencia del sol, los gentiles destruyeron su terrenos, canales y taparon los manantiales que les servia para la agricultura haciendo una comparación con los funerales en los cuales acostumbraban enterrar a sus difuntos con todos sus bienes materiales y riquezas, muchos construían " Chullpas" con piedras largas y planas y lo colocaban en la parte superior del féretro.

De esta manera, los gentiles se dedicaron a pertuctar por la tierra con el temor de la presencia del sol, pero como tenían que vivir de algo, empezaron a construir pequeñas cavernas con ventanas y puertas ubicadas al Este pues ellos tenían la creencia que el sol saldría por el Oeste.

Desgraciadamente el sol salió por el lado Este dando acción al calor que penetro las aberturas de las cavernas, un infierno en la tierra, prácticamente era el fin de esta raza, la maldición los cogió en plenas actividades domesticas y es por ese motivo que en la actualidad se observa numerosos cadáveres en las diferentes cuevas de la jurisdicción de Ichuña, con la abertura hacia el punto cardinal ya mencionado y también se ve los entierros, pero en muros como los pequeños cerros, con un sin numero de utensilios para la cocina, agricultura, etc. con pequeñas cantidades de riquezas que en nuestros tiempos son exorbitantes ya que la mayoría de sus riquezas fueron enterrados, por tal motivo, la gente haciendo uso de su acostumbrada codicia, busca los famosos "Tapados" sin importar la maldición de esta raza sobre su propiedad.